Concurso Carlo Morelli-Eliminatorias Nacionales

Haz Cultura

Carlo-Morelli

Hoy inició el XXXI Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli, 2013 en Bellas Artes, en donde los estudiantes que desean ser cantantes de ópera y que el INBA los apoye y los impulse. ¡¡Mucha buena suerte a los concursantes!!

Además aprovechamos para dejarles la cartelera de esta semana del Palacio de Bellas Artes.

Ver la entrada original

Anuncios

Bizet: Carmen

Título : Carmen,

ópera: en cuatro actos

Autor : Georges Bizet (1838 – 1875)

Libreto : escrito por Melihac y Halévy, basado en la novela “Carmen” de Mérimée.

Estreno: Opera  Cómica de París, el 3 de marzo de 1875 ( por cierto, su estreno fue un auténtico fracaso).

Personajes :

Don José, cabo del Regimiento de Dragones de Alcalá. Tenor lírico
Escamillo, un torero de Granada. Barítono
Dancaire, contrabandista. Bajo o tenor
El Remendado, contrabandista. Tenor
Zúñiga, teniente del Regimiento de Dragones de Alcalá. Bajo
Morales, cabo del Regimiento de Dragones de Alcalá
Lilas Pastia, posadero. Personaje hablado
Un guía. Personaje hablado
Carmen, una cigarrera, gitana. Mezzo-soprano o soprano dramática (el papel fue creado para Celestina Galli-Marie)
Micaela, joven navarra, prometida a Don José. Soprano lírica
Frasquita, una gitana. Mezzo-soprano ligera o soprano ligera
Mercedes, una gitana. Mezzo-soprano
Andrés, oficial del Regimiento de Dragones de Alcalá. Barítono

Argumento:

La acción se desarrolla en Sevilla, a principios del siglo XIX.

Acto I

En una plaza de Sevilla. A la izquierda, el cuerpo de guardia; a la derecha, la entrada de la fábrica de tabaco. Niños, soldados y gente de paseo esperan la detención de la cigarrera Carmen, quien acaba de apuñalar a otra cigarrera. Carmen es detenida y puesta bajo la custodia de Don José. Sin embargo, con sus encantos, convence a Don José de que la deje libre, olvidando éste, por un momento, a su novia Micaela.

Acto II

En la taberna de Lillias Pastia. Carmen se reúne con unos contrabandistas que están planeando un nuevo golpe, pero ella se niega a participar porque está esperando a su nuevo amor, Don José. Poco después, llega el torero Escamillo, quien va camino de Granada y pasa por la taberna. Se toma una copa y queda prendado por Carmen. Después, sigue su camino hacia Granada. Don José llega y Carmen intenta convencerlo de que se una a los contrabandistas. Don José se niega inicialmente. Repentinamente, llega el oficial de la guardia y se produce una pelea entre ellos, lo que fuerza a Don José a abandonarlo todo y unirse a Carmen y a los contrabandistas.

Acto III
En un paraje salvaje en las montañas, la guarida de los contrabandistas. Carmen empieza cansarse de los celos de Don José. Cuando se echa las cartas con Frasquita y Mercedes, prevé su próxima muerte. Micaela acude a buscar a Don José para que asista a su madre moribunda. Escamillo, interesado en Carmen, va también a la sierra para invitar a los contrabandistas a su próxima corrida.

Acto IV

En una plaza de toros. Aclamado por la muchedumbre, Escamillo, en compañía de Carmen, entra a la plaza. Empieza la corrida. Don José busca a Carmen y le pide que se vaya con él y que olvide a su nuevo amante. Carmen se rie de él y Don José, cegado por la ira, la apuñala hiriéndola mortalmente. En ese momento, sale Escamillo triunfante, mientras el público entusiasta lo vitorea

La partitura

Entre las más bellas páginas de esta ópera cabe citar:
El preludio, una de las piezas orquestales más famosas de la historia de la Ópera.
En el primer acto: el coro de niños: “Avec la garde montante”; el coro de las cigarreras “Dans l’air, nous suivons des yeux”; la Habanera (que sirve de entrada al personaje de Carmen) “L’amour est un oiseau rebelle”; el dúo “Parle-moi de ma mère”; la seguidilla “Près des remparts de Séville”.
En el segundo acto: la canción gitana “Les tringles des sistres tintaient”; las coplas del toreador “Toréador, en garde” Toreador_song.ogg; el quinteto “Nous avons en téte una affaire”; el aire “La fleur que tu m’avais jetée”;
En el tercer acto: el sexteto con coros “Écoute, compagnon, écoute”; el trío de las cartas “Mélons, coupons”; el aire “C’est des contrebandiers le repaire ordianire”.
En el cuarto acto: el dúo con coro final “C’est toi, c’est moi”.

Videos:

Como ya sabes, la obertura es la parte que da comienzo a una ópera. Pues, aquí te presento el comienzo de esta ópera:

“Avec la garde montante”, coro de niños:

Aquí tienes la conocida habanera:

Otro fragmento muy conocido: la seguidilla

Una característica descatada de esta ópera son sus partes habladas, en el siguiente video lo comprobarás :

Escrito en Óperas

Las bodas de Fígaro.

Las bodas de Fígaro.

Se trata de una ópera bufaen 4 actos compuesta porWolfgang  Amadeus  Mozartsobre un libreto de Lorenzoda Ponte. Fue compuestaentre 1785 y 1786 y estrenada en Viena el 1 de mayo de1786 bajo la direccióndel propio compositor.

Está escrita en italiano. La trama se desarrolla en el palacio del conde y la condesa Almaviva, en las cercanías de Sevilla (España) a finales del S. XVIII.

Es una de las óperas más importantes de la Historia de la Música, siendo considerada como una de las mejores creaciones de Mozart. A pesar de recibir muchas críticas en su época, logró grandes éxitos en sus representaciones.

En Las bodas de Fígaro se siguen los convencionalismos de la ópera cómica italiana del S. XVIII, en la que se caricaturizaban las flaquezas de la aritocracia y del pueblo llano, las señoras vanidosas, los ancianos avaros, los sirvientes torpes e inteligentes, los maridos y mujeres engañados, los abogados y notarios pedantes, los médicos chapuceros y los pomposos oficiales militares, a menudo mediante el uso de los personajes característicos de la commedia dell´arte, teatro improvisado y popular en Italia desde el S. XVI. Estos personajes cómicos se veían complementados por otros serios, alrededor de los cuales giraban las tramas y que se mezclaban con los de carácter cómico, en particular en las intrigas amorosas. El diálogo se desarollaba en recitatiivos rápidos, acompañados sólo por el clavicémbalo. Las arias eran de carácter variado y a menudo tenían ritmos de danza como medio de caracterización. Las que formaban parte de la escena final de un acto se veían unidas y daban pie a conjuntos con frecuencia cómicos.

Los libretos que Da Ponte escribió para Mozart, elevaron la ópera bufa a una categoría literaria más alta al otorgarles una mayor profundidad a los personajes, intensificar las tensiones sociales entre las clases y tratar de temas morales. El genio de Mozart para caracterizar a los personajes mediante la música igualmente elevaron el género a un nuevo grado de seriedad.

Las bodas de Fígaro tiene un marcado carácter prerrevolucionarioLa ópera está inspirada en una comedia de Beaumarchais escrita con una mentalidad tan artiaristocrática como la revolución francesa que estalló en 1789 (cinco años después el estreno de la ópera).

Pero por encima de los aspectos ideológicos y de la brillante sátira social (se necesitó la protección del emperador José II, figura paradigmática del despotismo ilustrado, para poder estrenar la ópera), Da Ponte y Mozart lograron crear una estraordinaria “comedia humana” que constituye una alegoría de la búsqueda de la felicidad, en la que los protagonistas sienten una necesidad de amor.

Los personajes alcanzan un relieve psicológico inimaginable hasta entonces y la música incorpora muchos préstamos de la ópera seria, con arias de una tristeza completamente ajena a la tradición cómica, piezas de conjunto y los desmesurados finales del segundo y cuarto actos.

Resumen del argumento :

La acción se desarolla en el castillo del conde de Almaviva.

Fígaro y Susana preparan su boda, pero su señor, el conde de Almaviva, no está dispuesto a renunciar al tradicional derecho de pernada. El conde se ha encaprichado de Susana, camarera de la condesa; la condesa está dolida y decepcionada por las escapadas del incorregible marido.

Los dolidos celos de la condesa y las imprudentes artimañas de Fígaro y Susana para esquivar los anhelos del conde dan lugar a una serie complicadísima de intrigas, durante las cuales Fígaro se descubre hijo del decrépito don Bartolo y de la no menos vieja Marcelina, y la condesa se ve cada vez más envuelta en una peligrosa desviación, delicadamente insinuada, debida a la simulada pasión de Fígaro y al ardor amoroso del precoz paje Cherubino, doncel ansioso de amor, siempre inocente y siempre destinado a dejarse sorprender por los maridos celosos en las situaciones más comprometedoras.

Todo se arregla, naturalmente, y la ópera termina con abundantes matrimonios y reconciliaciones.

Para poder leer más detenidamente el argumento y ver los personajes de la ópera  pincha   AQUI.

Aquí tienes algunos fragmentos en video de la ópera:
 
  • Obertura.
  • Dueto acto I
  • Acto I, aria 2 (dueto cómico)
  • Acto I, aria 5 (Dueto)
  • Acto I, aria 7 (Trío)

Che soave zeifferetto, Dueto. Como este fragmento (dueto entre la condesa y Susana) no tiene la traducción del texto te explico qué se está diciendo: la condesa, como parte del engaño, dicta a su dondella Susana una carta para el conde, citándolo con Susana esa misma noche “bajo los pinos del bosquecillo donde sopla una suave brisa”.

Voi che sapeta, che cosa e amor (Vos que sabéis qué es el amor).

Porgi amor

Vamos a ver ahora los dos grandes finales de conjunto de esta ópera. El primero de ellos “Esci ormai” , corresponde al final del acto II; el segundo “Pian, pianin le andro piu presso” pertenece al final del acto IV.

“Ecco la Marcia” ,final del acto III.

“Se vuol ballade signor contino” (Si quiere bailar, señor condesito).

Mozart: La flauta mágica

La flauta mágica (Die Zauberflöte)

Es la última ópera deWolfgang Amadeus Mozartescenificada en vida delcompositor. Fue estrenadael 30 de septiembre de1791, apenas dos mesesantes de su muerte.Se trata de una ópera en dos actos (singspiel). El libreto es obra de Enmanuel Schikaneder, aunque se cree que pudo estar inspirado en la obra Lulu o la flauta mágica, pero también que pudo tener otras fuentes, como Rey de Egipto, de Philippe von Greber o Sethos, de Jean Terrason.

Está escrita en alemán. Númeración en el catálogo: KV 620.

Se desarrolla en un bosque imagiario.

Personajes :

  •  Sarastro – Gran sacerdote (bajo)
  • Tamino – Príncipe (tenor)
  • Pamina – Hija de la reina de la Noche (soprano)
  • Reina de la Noche – Reina de las Fuerzas del Mal (soprano)
  • Papageno – Pajarero u hombre-pájaro (barítono)
  • Papagena  – Mujer-pájaro (soprano)
  • Monostatos – Servidor de Sarastro (tenor)
  • Tres Damas – Damas de la Reina de la Noche (sopranos)
  • Sacerdotes – Servidores de Sarastro (tenor y barítono)
  • Muchachos – Genios benéficos (sopranos)

Argumento :

Acto I : En un paraje agreste y salvaje, el príncipe Tamino es perseguido por una serpiente monstruosa. Después de pedir auxilio, cae desvanecido. Tres Damas, al servicio de la Reina de la Noche, matan al peligroso reptil y salvan la vida del príncipe. Cuando Tamino vuelve en sí, ve llegar a un fantástico personaje recubierto de plumas: es Papageno, el pajarero.

Papageno informa al príncipe de que se encuentran en los dominios de la Reina de la Noche. Para fanfarronear, dice que él ha matado a la serpiente. Pronto reaparecen las Tres Damas, que, para castigar su mentira, cierran la boca de Papageno con un candado. Entregan a Tamino un retrato de Pamina, la hija de la Reina de la Noche, y le explican que la joven está en poder del malvado Sarastro. Al ver un rostro tan bello, el príncipe se siente atraído y jura liberara a la joven.

Entre el fragor de los truenos, hace su entrada la resplandeciente figura de la Reina de la Noche, la cual participa a Tamino el dolor que siente por la pérdida de su hija y le promete que, si la rescata, le concederá su mano.

Papageno gime, incapaz de hablar con la boca sellada. Las Tres Damas acaban por retirarle el candado a cambio de que prometa no volver a mentir más. Además tiene que acompañar a Tamino en el rescate de Pamina. El príncipe recibe una flauta mágica y Papageno un carillón encantado, para que los toquen siempre que estén en peligro. Ambos serán guiados hasta el palacio de Sarastro por Tres Genios que les mostrarán el camino. En el palacio de Sarastro, Pamina es custodiada por el moro Monostatos, que además la hace objeto de sus atenciones. Entra Papageno, y al verse mutuamente, moro y pajarero huyen despavoridos: los dos han creído ver en el otro al diablo. Poco después, Papageno vuelve, reconoce en Pamina a la hija de la Reina de la Noche y le anuncia que un guapo príncipe está en camino para liberarla. Ambos entonan un canto de amor, el sentimiento más noble de los humanos.

Los Tres Genios han conducido a Tamino delante de los tres templos: el de la Sabiduría, el de la Razón y el de la Naturaleza. Del primer templo sale el Orador, que revela al príncipe la verdadera personalidad de Sarastro y le explica que no concocerá la Verdad hasta ser admitido en el Santuario. Lleno de alegría al saber que Pamina vive, Tamino toca su flauta mágica y encanta a los animales salvajes.

Cuando Papageno y Pamina oyen la flauta del príncipe, intentan escapar y reunirse con él. Pero el moro Monostatos los sorprende y llama a los esclavos para que le ayuden a atraparlos. El pajarero toca el carillón mágico, y con su sonido embruja a sus perseguidores, haciéndoles cantar y bailar sin parar.

Las trompetas y el coro de oficiantes anuncia la llegada de Sarastro, que perdona el intento de fuga de Pamina. Entra Tamino, capturado por Monostatos: los dos personajes se reconocen y se abrazan felices, pero Sarastro no les permite irse juntos: Tamino y Papageno deben pasar por varias pruebas antes de que el príncipe sea digno de la joven.

Acto II: Sarastro reúne a los Sacerdotes para explicarles su deseo: Tamino tiene que ser iniciado antes de formar con Pamina una pareja sabia y pura. Todos piden la protección de los dioses para que este objetivo se cumpla.

Tamino y Papagena son introducidos en el templo, donde les imponen la primera prueba: no hablar con ninguna mujer. Papageno no está muy convencido de querer pasar los peligros de la iniciación, pero acepta cuando le prometen como recompensa el amor de una bella joven parecida a él: Papagena.

Aparecen las Tres Damas, que intentan desviar a los jóvenes de su propósito advirtiéndoles que les esperan grandes peligros, incluso la muerte. Papageno está a punto de dejarse convencer, pero Tamino permanece firme: pasará todas las pruebas necesarias para ser digno de Pamina.

Al anochecer, Pamina está durmiendo en el jardín del palacio. Monostatos, enamorado de la joven, se acerca a ella e intenta besarla. Aparece entonces la Reina de la Noche y le pide a su hija que mate a Sarastro.

Monostatos ofrece ayudar a Pamina a cambio de su amor, pero la joven ahúsa; el moro, lleno de despecho, está a punto de matarla cuando Sarastro entra y lo ahuyenta. A pesar de conocer el propósito de venganza de la Reina de la Noche, Sarastro promete a Pamina que no castigará a si madre.

Tamino y Papageno son conducidos a otra estancia, todavía bajo la prueba del silencio. El pajarero siente hambre y sed, así que conversa con una anciana que le trae agua y que, ante la incredulidad de Papageno, pretende ser su amada. Llegan los Tres Genios, que traen alimentos: Papageno se apresura a comer y beber; Tamino, en cambio, se pone a tocar la flauta mágica que atrae a Pamina; el príncipe, no obstante, fiel a su palabra, se mantiene en silencio y Pamina, incapaz de comprender la razón de su actitud, cree que ya no la ama. La joven se aleja entristecida.

Papageno es rechazado por los sacerdotes: ya no podrá ser iniciado; cosa que no le preocupa demasiado. El pajarero prefiere ser un hombre corriente, sólo desea verdaderamente una compañera parecida a él.

Aparece otra vez la anciana, que le ofrece conducirlo fuera del templo si promete casarse con ella. Como no tiene otra salida, Papageno acepta. La anciana se convierte en la joven y bella Papagena; pero un Sacerdote la obliga a alejarse ante la desesperación del pajarero. Mientras Tamino espera para pasar su última y más peligrosa prueba, Pamina, desesperada por la aparente indiferencia del joven, quiere poner fin a su vida; pero los Tres Genios se lo impiden y la llevan a donde está Tamino. Dos guardianes guardan las puertas de hierro del templo donde tendrá lugar la última prueba, que los dos jóvenes son autorizados a superar juntos. Con ayuda de la flauta mágica atraviesan un muro de fuego y otro de agua. Cuando aparecen sanos y salvos en el atrio, las voces de los sacerdotes desde el templo los proclaman vencedores.

Papageno busca a Papagena; al no encontrarla decide, desesperado, ahorcarse, pero interfieren los Tres Genios y le recuerdan que posee un carillón ancantado. El pajarero lo toca y al instante aparece Papagena, con gran alegría de los dos.

Monostatos se alía con la Reina de la Noche para destruir a los iniciados; para ello intentan penetrar en el templo junto con las Damas. Pero entre un fragor de truenos desaparecen en la oscuridad eterna. Mientras, en el Templo del Sol, Tamino y Pamina son admitidos entre los iniciados. El Sol ha prevalecido sobre las tinieblas.

Características musicales :

La flauta mágica pertenece a la forma dramático-musical denominada singspiel, en la cual el empleo del idioma alemán y la incorporación de numerosos diálogos fueron caracteres sumamente peculiares que contribuyeron a su popularización dentro del ámbito germánico. En el singspiel se abolía el recitativo secco en bien de un lenguaje dialogado que confería a sus personajes mucha más movilidad y acción dramática. se producía de este modo un desmarque, por así decirlo, de la ópera italiana, tan en auge hasta entonces, en favor de este otro género autóctono que resultaba mucho más comprensible y cercano a la sensibilidad del público germánico.

Hay que subrayar que si en la ópera italiana el finale suponía la única pieza con verdadera acción dramática en la conclusión de cada acto, en Mozart, además de cumplirse dicha característica, se introducen con peculiaridad bastantes números cantados con acción propia. Por otra parte, en el segundo acto la mayoría de arias contienen acción y dejan de ser meros discursos introspectivos y estilísticos. De cualquier modo, la totalidad de los números cumplen con un rasgo esencial que beneficia sin duda la evolución dramática, y no es otro que la no repetición de los textos (si exceptuamos algunos pasajes confiados a Papageno), Mozart prescinde delaria da capo ofreciendo de este modo una acción encadenada y viva. De ello se desprende que la música de Mozart está íntimamente ligada al desarrollo argumental; emplea largo fragmentos instrumentales con el fin de describir los distintos ambientes y los variados estados de anímicos por los que discurre la obra.

Para lograr los climas idóneos, Mozart usó una gran orquesta, en la cual confirió gran importancia a las maderas, ideales para dibujar pasajes misteriosos, y lo hizo con tanta fortuna, que la música, se diría, describe mejor que los propios decorados todo el mundo de lejanía y contrastes.

Actualmente La flauta mágica está presente de manera habitual en los repertorios de los teatros de ópera a nivel internacional. Su estatus como obra maestra de la ópera es incuestionable y ciertamente único dentro del más reducido ámbito del singspiel, donde no tiene comparación posible.

Para informarte sobre El simbolismo de La flauta mágica pincha  AQUI.

Videos:

Obertura

Aria “Soy el pajarero” (Acto I, escena I)

“O zitt´re nicht, mein lieber Shon”. Recitativo y aria. Acto I, escena II

Aria de Tamino “Wie stark ist dein Zautberton”.

“Das klinget so Herrilich”

Final del Acto I : Pamina, Sarastro, Monostatos, Pueblo, Sacerdotes.

“O Isis und Osiris”. Acto II, escena I.

“Der Höller Rache”. Aria de la Reina de la Noche. Acto II, escena III.

“Ein Mädchen oder Weibchen”. Aria de Papageno. Acto II, escena VI.

Dúo de Papageno y Papagena. Acto II, escena IX.

Gran final de la ópera (también contiene el duo de Papageno y Papagena) Monostatos, Reina de la Noche, Damas, Pueblo, Sarastro.

Puccini: La Bohème

Compositor: Giacomo Puccini (1858 – 1924)

Libreto: Giuseppe Giacosa y Luigi Illica, basado en la novela por entregas “Escenas de la vida” de Henry Murger

Título original: La Bohème

Estreno: Teatro Regio de Turín. La orquesta tocó bajo la dirección de Arturo Toscanini

Fecha: 1 de febreo de 1896

Acción: Barrio Latino de París en el año 1840

Un poco de Historia

La Bohème es la cuarta ópera de Giacomo Puccini (Después de Le Villi 1884, Edgar 1889 y Manon Lescaut 1893). Sus libretistas, Luigi Illica y Guiseppe Giacosa, eran conocidos hombres de letras; Illica ya había colaborado en Manon Lescaut.

Puccini tenia predilección por los escenarios “exóticos” : para Madame Butterfly y Turandot, eligió el Lejano Oriente, para La Fanciulla del West, el “Salvaje Oeste” en la era de los buscadores de oro en California; para La Bohème, la sociedad marginada de los artistas pobres de París.

Puccini se ha perpetuado en la historia de la ópera como creador de una rica galería de gentiles y encantadoras mujeres, a menudo fascinantes. La Bohème añade otras dos a la larga lista: Mimí y Musetta.
Puccini trabajó en La Bohème desde la primavera de 1893 hasta la Navidad del año 1895. El estreno se realizó en el teatro Regio de Turín, el primero de febrero de 1896, tres años justos después del de Manon Lescaut, el mismo día y el mismo lugar. Puccini y sus dos libretistas, Giacosa e Illica, tomaron el argumento de la ópera La Bohème de una novela del escritor parisiense Henri Murger, que se publicó en 1846 en una revista parisina y más tarde en forma de libro, con el título Scènes de la vie de Bohème.

A menudo se ha asegurado que los personajes de esta famosa obra han salido de la vida real. El musicólogo Mosco Carner comprobó la similitud del poeta Rodolfo con el propio Murger, de manera que escenas de la vida de Bohemia, sería, al menos en parte, una obra autobiográfica. El pintor Marcello tendría su origen en un escritor de apellido Champfleury y en dos pintores, Lazar y Tabar; el músico Schaunard se llamaba Alexandre Schainne en la vida real. A juicio de Mosco Carner, el filósofo Colline sería el retrato de dos tipos estrafalarios, Jean Walon y un tal Trapadoux. Musetta se habria llamado en la vida real Marie Roux, amante de Champfleury. Mimí fue una creación de Illica, Giacosa y Puccini; en la novela de Murger sus cualidades y vicisitudes se reparten entre varios personajes femeninos, cuyos modelos en la vida real habrían sido María Vidal, Lucille Louvet y otras.

En 1849 Murger adaptó su novela para el teatro con el título La vie de Bohème; los tres autores de la ópera La Bohème se basaron fundamentalmente en esta obra. En La Bohème, Puccini reunió en su música elementos de distintas corrientes. Las arias y los dúos de amor de los actos primero y último se pueden atribuir al Romanticismo Tardío, el comienzo del tercer acto con la silenciosa y desalentadora nevada en una alborada gris al Impresionismo y algunas cosas del segundo acto al Verismo.
El primero de Febrero de 1896, el público de Turín descubre La Bohème en el Teatro Regio. La dirige Arturo Toscanini ; Cesira Ferrari y Evan Gorga interpretan los papeles de Mimí y Rodolfo respectivamente. Ese mismo año, el éxito en Roma y Palermo confirma su aceptación superando las malas críticas que la prensa la deparó en Turín.

Personajes:

Rodolfo (poeta), amante de Mimí, tenor

Marcelo (pintor), amante de Musetta, barítono

Schaunard (músico), barítono

Colline (filósofo), bajo

Mimí (modistilla), amante de Rodolfo, soprano

Musetta, amante de Marcelo, soprano

Alcindoro (viejo protector de Musetta), bajo

Benoit (casero de los Bohemios), bajo

Argumento:

Acto I: En la buhardilla de los bohemios. Marcello pinta mientras Rodolfo mira por la ventana. Como no tienen combustible y hace frío, utilizan los manuscritos del drama que está escribiendo Rodolfo para hacer fuego. Colline, el filósofo, entra en la pieza congelado y molesto por no haber podido echarle la mano a unos libros. Schaunard, el músico, llega con comida, madera, vino y dinero; explica a sus compañeros la fuente de su súbita riquezas, atender el loro de un caballero inglés. Nadie le presta atención porque caen sobre la comida, que es retirada rápidamente por Schaunard, que les deja tan solo el vino. Mientras beben, llega Benoît, el casero, en busca del pago de la renta. Los bohemios le engatusan ofreciéndole vino, y, en medio del efecto del alcohol, les narra sus aventuras amorosas, añadiendo que está también casado, ante lo cual todos reaccionan con una indignación pacata, fingida, y le echan de la habitación sin pagarle la renta. Deciden que lo mejor es utilizar ese dinero para disfrutar del barrio. Rodolfo no les acompaña porque quiere trabajar. En ese momento alguien llama a la puerta, es Mimí que ha venido a pedir que le ayuden a encender nuevamente su vela. Sale, pero regresa en seguida porque ha olvidado su llave. En ese momento, ambas luces se apagan y en la oscuridad deben buscar la llave. Rodolfo la encuentra y la guarda para que la búsqueda continúe en la oscuridad. Cuando sus manos tropiezan, ambos aprovechan la ocasión para contar la historia de sus vidas: él interpreta “Che gelida manina” – (“que manita más fría”) y ella, “Sì, mi chiamano Mimi” (“sí, me llaman Mimí”). Son interrumpidos por las voces de los amigos que han venido a buscar a Rodolfo, y él antes de que entren, les advierte que no está solo y que pronto se reunirá con ellos, aunque prefiere quedarse en casa, pero deciden marchar, juntos, cantando su amor (en el delicioso dúo, “O soave fanciulla” – “¡oh! suave muchacha”).

Acto II: En el Quartier Latin (Barrio Latino). En las calles hay una multitud que se divierte mientras los vendedores vociferan sus productos. Los amigos llegan al Café Momus, y mientras beben y comen aparece Musetta, ex de Marcello, acompañada de un admirador un poco parco, Alcindoro. Ella intenta de varias maneras llamar la atención de Marcello, y lo logra cantando una sensual aria dedicada fingidamente a su nuevo amante (“Quando m’en vò – Cuando voy”). Fingiendo un dolor en un pie, por culpa del zapato que le aprieta demasiado, hace que Alcindoro vaya a buscarle un nuevo par, ocasión que Musetta aprovecha para reunirse con su amado Marcello. Cuando los bohemios deciden pagar la cuenta para marchar, encuentran que Schaunard no tiene suficiente dinero, y siguiendo una sugerencia de Musetta, deciden cargar la cuenta a Alcindoro. Soldados desfilan en la calle, y aprovechando la confusión, Marcello y Colline llevan a Mussetta en brazos y huyen, bajo la risa cómplice de los espectadores. Cuando se han ido todos, Alcindoro llega con el par de zapatos y es sorprendido por el mesonero que le ordena pagar la cuenta.

Acto III: La aduana de Enfer. Aduaneros llegan a la ciudad. Mimí, notablemente enferma, desea hablar con Marcello. Ella le cuenta lo difícil que se ha vuelto la vida con Rodolfo, que ha abandonado la casa la noche anterior (aria: “O buon Marcello, aiuto! – ¡Oh! ¡Marcello, ayuda!”). Marcello le cuenta que Rodolfo está durmiendo en una taberna donde él también vive. Rodolfo, que acaba de despertar y busca a Marcello, entra en escena, y Mimí rápidamente se oculta. Rodolfo cuenta por qué ha dejado a Mimí, primero aduce que Mimí es demasiado coqueta con otros hombres, pero luego confiesa que ella esta muy enferma, y teme por ambos, además, lo consume el remordimiento, pues, por tener a Mimí en las precarias condiciones en las que ambos se encuentran, su enfermedad avanza progresivamente, amenazando con matarla, por este motivo, explica, el decidió finjir no amarla más para que ésta se olvide de él y se vaya a vivir con otro hombre que pueda proporcionarle un modo de vida más confortable (¡Mimí e tanto malata! – ¡Mimí está tan enferma!). Marcello, preocupado por Mimí intenta hacerle callar, pero ella ya lo ha escuchado todo y se descubre a sí misma cuando tose violentamente. Marcello les deja para volver con Musetta, y Mimí dice adiós a Rodolfo (Donde lieta usci – Adonde felíz respondí), pero ambos declaran nuevamente su amor y deciden permanecer juntos hasta que llegue la estación de las flores, la primavera. En la distancia se escucha la discusión entre Musetta y Marcello (cuarteto: “Addio dolce svegliare alla mattina!” – Adiós, dulces despertares por la mañana!).

Acto IV: Nuevamente en la buhardilla. Marcello y Rodolfo trabajan, mientras lamentan la pérdida de sus respectivas amadas (dúo: “¡O Mimì!, ¡Tu più non torni!” – ¡Oh Mimí! ¡No regresarás!). Schaunard y Colline entran con la cena, que consiste de algo de pan y un arenque, y los cuatro parodian un delicioso banquete, cantando y bailando(Gavota!). Musetta entra alarmada, le acompaña una Mimí muy enferma que sufre mucho; todos ayudan a la chica moribunda. Preocupados, Musetta y Marcello salen de la habitación para vender las joyas de ella y así comprar algunas medicinas. En este punto, Colline y Schaunard salen para vender el abrigo del primero, el cual se despide de la prenda (Vecchia zimarra, senti – Viejo abrigo, escucha). Solos, Rodolfo y Mimí, recuerdan sus tiempos felices (dúo: “Sono andati? – ¿se han ido?”). Regresan todos y se postran a los pies de la cama, Musetta reza una plegaria, y Mimí, inadvertidamente, muere. Poco a poco sus compañeros notan lo sucedido, hasta que finalmente, Rodolfo cae en la cuenta y grita desesperado “¡Mimí…! ¡Mimí…!”.

Videos:

Final del acto I:

Comienzo del acto II:

Acto II, parte 2:

Aquí tienes el precioso duetto final: